Revista entre líneas

Desarrollo Social

La educación que permitió a Japón convertirse en la tercera economía del mundo

  • Luis Augusto Montanaro Bedoya
  • 05/08/2020
  • Desarrollo Social

Gracias a sus esfuerzos por establecer un sistema educativo acorde a los desafíos existentes, este país logró posicionarse como referente económico mundial.

Japón se erigió como la tercera economía más grande del mundo debido al sistema educativo que implementa, el cual se encuentra posicionado entre los 10 mejores del mundo. Este modelo educativo permitió su rápida recuperación como país industrializado, luego de la Segunda Guerra Mundial.

El modelo consiste en 9 años de educación obligatoria, donde la primaria dura 6 años y el nivel intermedio 3. Además, la formación en valores es clave dentro el sistema, focalizándose en el respeto, la paciencia, la generosidad, la compasión, la disciplina, el control y el cuidado de la naturaleza.

Cabe resaltar que las escuelas públicas son gratuitas, con materiales incluidos. No existen exámenes de ingreso en ningún nivel y los primeros años no son evaluados, mientras que las instituciones privadas realizan exámenes de admisión, tanto para el nivel primario como para el intermedio.

Por su parte, los padres deben asegurarse de que sus hijos e hijas reciban una educación formal entre los 6 y 15 años, según la Ley. El uniforme, materiales adicionales, al igual que las comidas escolares, actividades extracurriculares y otros gastos, corren por cuenta de las familias de los estudiantes.

Una parte fundamental del sistema es el almuerzo escolar, dotado de todos los nutrientes necesarios para el desarrollo físico e intelectual de los estudiantes.

Educación Obligatoria. Tras completar la educación obligatoria, los jóvenes de entre 16 y 18 años cuentan con la opción de realizar la educación secundaria por completo, o bien asistir a colegios vocacionales para aprender habilidades y conocimientos necesarios en el mundo actual, con cursos de enfermería, cocina, agricultura, anime, idiomas, diseño, videojuegos, producción audiovisual, deportes, entre otros.

Otra opción existente es el sistema de tiempo parcial, que les permite trabajar y estudiar a la vez. En caso de que un joven no pueda escoger ninguna de las opciones mencionadas, puede tomar un examen para obtener un certificado del Ministerio de Educación y acceder al mismo nivel que los estudiantes de secundaria.

Educación Superior. Para acceder a las universidades se debe realizar un examen de ingreso y haber concluido la educación secundaria.

Inserción laboral. Para acceder a un puesto laboral, generalmente las empresas requieren que los jóvenes hayan concluido una carrera universitaria. En este sentido, muchas empresas optan por financiar los estudios de sus empleados en los colegios vocacionales, de modo a que obtengan las habilidades técnicas necesarias para formar parte de la compañía.

De este modo, la educación constituye un factor decisivo en la consolidación de Japón como una de las economías más influyentes a nivel global.