Revista entre líneas

Desarrollo Social

Educación… ¿a palos?

  • Luis Augusto Montanaro Bedoya
  • 12/08/2020
  • Desarrollo Social

Para los que creíamos que la educación a base de reprimendas, sanciones y amedrentamientos quedó en el pasado, la noticia sobre la intervención de la CODENI destinada a la supervisión de las tareas escolares, nos llenó de asombro.

Al respecto, el mes pasado la UNESCO publicó la experiencia de docentes y alumnos durante la pandemia y el aislamiento social. Sin entrar en tecnicismos, la vivencia de otras culturas permite diferenciar claramente las virtudes de un proceso de aprendizaje y cómo la educación institucionalizada, flexible pero no flexibilizada, puede acortar esa distancia que la burocracia impone a través de sus mecanismos formateados.

Dingfang GUO, profesora de psicología de la Escuela N° 1 China Central, ciudad de Wuhan, comparte su experiencia como maestra de estudiantes de tercer y cuarto grado “… tuve que aprender nuevas competencias para poder utilizar de manera eficaz las diferentes plataformas de aprendizaje en línea…además de preparar e impartir los cursos en línea, recibo numerosas preguntas por parte de los alumnos, que debo responder de manera individual; también recibo solicitudes de ayuda por parte de los padres que escuchan los cursos con sus hijos”.

“El tipo de comunicación que se ha establecido durante este periodo particular va más allá de la esfera profesional y es favorable a la solidaridad”, señalaba Dingfang GUO en la entrevista publicada por la UNESCO.

Definitivamente, estas comunidades conciben la educación como un medio para el desarrollo de habilidades, destrezas y conductas útiles para la vida, basados en conocimientos conectados a la realidad, la experiencia, la instrucción, el razonamiento y la observación. Un proceso que fortalece los valores, permite superar nuevos desafíos que impone la sociedad, consiguiendo así, comprometer a todos, sin distinción, en el proceso del aprendizaje.

Cuando la política educativa de nuestro país entienda que, los procesos de aprendizajes responden a estos objetivos, quedarán atrás los limites imaginarios que imponen las aulas y ,en consecuencia, quedarán atrás los sentimientos de amedrentamiento.

Finalmente, a todos los paraguayos entusiastas por el aprendizaje, conscientes de su valor, fanáticos por la educación, nos encontrarán unidos en esa causa nacional.