Revista entre líneas

Crecimiento Económico

De frente al río - Junio 2022

  • Carlos Trociuk
  • 15/06/2022
  • Crecimiento Económico

En la década de los 80, el sector privado visibilizó la oportunidad de invertir en infraestructura fluvial a través de puertos privados. Luego de 40 años hoy registramos cerca de 50 terminales y puertos privados. 

Según el Informe Nacional de Conectividad del Paraguay 2020, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Paraguay cuenta con la tercera mayor flota de barcazas remolcadas del mundo, luego de Estados Unidos y China. Así, cerca del 90% de la carga se trasporta por la hidrovía Paraguay- Paraná, una carretera fluvial que toca una nota muy importante en la sinfónica de nuestra economía.

Este posicionamiento no es fortuito, una mirada estratégica del sector privado e instrumentos de seguridad jurídica desarrolladas por el Estado han permitido que hoy el mundo nos mire de otra manera. 

Sin embargo, este mismo informe desarrolla una alerta sobre el potencial desaprovechado; se necesitan más inversiones, especialmente en el dragado y señalización, para garantizar la navegación durante todo el año. Definitivamente, como país debemos mirar el futuro de las grandes inversiones, la industria, la atracción de capitales, todo esto supeditado a las garantías de la navegabilidad. 

En julio del 2021 y luego de un arduo trabajo interdisciplinario, interinstitucional e intersectorial, tanto público y privado, se dio luz verde a una intervención de urgencia a través de la Ley 6767 “Que declara estado de emergencia para la navegación en los ríos Paraguay, Paraná y Apa

Esta ley, que se encuentra en plena implementación nos permite visibilizar un alivio esperanzador para la exportación de nuestros productos al mundo. Pero, por sobre todas las cosas, nos permite vislumbrar que trabajando juntos y en armonía, podemos avanzar hacia proyectos de Estado. 

Tenemos una tarea pendiente, lograr la navegabilidad de todo tiempo y, así, dejar de dar la espalda al rio, ese es el siguiente paso. La experiencia nacional e internacional nos demuestran que las reformas estructurales deben incluir las alianzas público-privado y los instrumentos jurídicos que nos permitan proyectarnos a largo plazo. 

 

 

Carlos Trociuk

Referente Honorario

Fundación Paraguay Cambia Contigo