Revista entre líneas

Crecimiento Económico

Apoyando el Trabajo.

  • Luis Augusto Montanaro Bedoya
  • 05/10/2020
  • Crecimiento Económico

A pesar de casi medio siglo de vigencia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recién en el año 2000 inauguramos nuevas formas de trabajar a través del establecimiento de metas comunes, con base en los derechos humanos y con el propósito de poner fin a los problemas de la humanidad. Así, en el año 2000 los estados miembros de las Naciones Unidas, 189 países, suscriben los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y establecen metas conjuntas para el 2015.

Esta agenda global pone en evidencia la necesidad de dar mayor relevancia a dos temas fundamentales: 1. La necesidad de planificar el desarrollo estableciendo objetivos y metas comunes y, 2. La necesidad de que la planificación del desarrollo incorpore el marco de derechos como camino ineludible hacia el bienestar común.

Pero no fue hasta el 2015, luego de la evaluación de los ODM, que el mundo pone la mirada en metas más especificas y suscriben nuevamente una agenda global, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS. En esta nueva agenda, el marco de derechos sigue vigente, pero con el énfasis en el mecanismo para el cumplimiento de metas, ODS 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

La Fundación Paraguay Cambia Contigo, fiel a este compromiso ha iniciado un proceso de diálogo que pretende ser convocante, amplio e incluyente, fijando la mirada en temas específicos de esta agenda global. En este contexto, me permito compartir con ustedes algunas de las reflexiones que recogimos en la primera reunión:

A veces estamos tan metidos en nuestro ecosistema empresarial que no dedicamos tiempo a pensar como podemos aportar a cambios estructurales que a la larga nos beneficie a todos. Por ejemplo, la formación dual, que hoy nos propone la Fundación, no solo favorecerá a disminuir el desempleo juvenil, también permitirá que mi empresa acceda a mano de obra calificada, lo cual repercute en el aumento de mi competitividad. Paul Surubí

Sin duda, los desafíos de hoy nos obligan a trabajar de manera diferente, desde nuestra posición podemos hacer mucho si conseguimos identificar temas y objetivos comunes. Podemos y debemos presentar propuestas claras y viables que nos permitan tener una agenda país, para ello debemos aliarnos no solo con el sector empresarial sino con otras organizaciones que tienen esta vocación transformadora y propositiva. Maricel Ibáñez.

La Fundación propone el abordaje de temas que nos permitan avanzar en cuestiones de salud y educación y que pueden reducir la brecha existente con la adopción del uso apropiado de tecnologías innovadoras. Se observa cómo otros países ya lo hacen y en el Paraguay existen algunas iniciativas, aunque en un estado inicial de avance. Creemos que podemos darle el impulso requerido si en conjunto con la Fundación trabajamos juntos en el desarrollo, implementación y posterior monitoreo de normativas que actúen como herramientas para generar el cambio positivo que buscamos. Carlos Masi

Estas y otras reflexiones, de referentes de diferentes sectores, nos alientan a pensar; que estamos en la senda correcta, que este trabajo es impostergable, que existen muchas personas comprometidas con el bien común, que los temas no resueltos seguirán actuando como frenos del desarrollo y que, con ustedes; colegas empresarios y lideres de las organizaciones civiles, podemos avanzar hacia la sociedad que todos queremos.